A Sangriña, garantía de éxito // La Voz de Galicia